CALIBRACIÓN DE UNA PANTALLA LED

La calibración del color de los LEDS es un proceso que se realiza para asegurar la consistencia del color y el brillo en todos los módulos o placas leds de una pantalla. En las pantallas para uso publicitario, la uniformidad y la estabilidad del color revisten una gran importancia para ofrecer imágenes de calidad.

TIPOS DE CALIBRACIÓN DE IMAGEN EN PANTALLAS LED

El proceso de lograr que los módulos led diferentes sean uniformes entre sí, se conoce como calibración relativa, o uniformidad de pantalla.

Los buenos fabricantes de pantallas someten todas sus pantallas, una vez fabricadas, a procesos de calibración antes de ser entregadas.

 

En aplicaciones profesionales como pantallas led en platos de televisión, no sólo es importante la uniformidad de imagen, sino también la representación real del color, que debe ser lo más fiel a la realidad. Esto se conoce como calibración absoluta. Este proceso repercute en mayores costes en la fabricación de pantallas para este uso, por eso sólo es recomendable para usos de alto nivel televisivo o broadcast.

¿CÓMO SE CALIBRA UNA PANTALLA LED?

El proceso de calibración se realiza con cámaras especiales o colorímetros que captan y miden un espectro de luz mayor que las cámaras convencionales. Estas cámaras registran patrones de imagen preestablecidos y un ordenador analiza en tiempo real las lecturas de la cámara para posteriormente modificar la configuración individual de los componentes de la pantalla LED. Este sistema de cámaras va acompañado de software que interpreta los datos de la cámara y que debe ser compatible con las tarjetas de datos internas de la pantalla LED. De este modo puede reconfigurar las correcciones de color y brillo en el propio hardware de la pantalla.

¿SE DEBE RECALIBRAR UNA PANTALLA LED ANTIGUA?

Con el paso del tiempo (años) y el aumento de temperaturas, los picos espectrales de LED se reducirán; se extenderán; y alterarán a diferentes longitudes de onda.  Estas alteraciones originan cambios de cromaticidad.

Por lo tanto, el resultado final del envejecimiento del LED es un menor brillo, un desplazamiento del balance de blancos, y la cromaticidad alterada de los colores primarios y los demás colores intermedios.

Realizar una calibración una vez la pantalla tiene varios años, se basa en términos generales en una reducción de brillo general. Por eso lo más recomendable es adquirir pantallas con leds de calidad, ya que estos efectos son menos apreciables con el paso de los años y evitamos en cierta medida este tipo de problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.