Pantallas LED

¿Sabías que la que es probablemente la tienda más antigua de Europa está en la ciudad de Tarragona? Se trata de Casa Corderet, una cerería que, según su piedra fundacional, dataría de 1631. Todo un récord que seguramente no habría sido posible sin un espacio visualmente atractivo y una buena presentación de los productos. Y aunque no podemos garantizarte que tu local llegue a ser tan longevo, queremos compartir contigo 10 consejos de escaparatismo que te ayudarán a vender más.

A continuación, te explicamos en qué consiste el escaparatismo y cuáles son las estrategias para que tu negocio destaque sobre sus competidores. ¿Preparado/a?

¿Qué es el escaparatismo y cómo puede ayudarte?

Como su nombre indica, el escaparatismo es una técnica de marketing centrada en la decoración del escaparate de un establecimiento. Con ello, se consigue que resulte atractivo para los transeúntes y los incite a entrar, incrementando así la probabilidad de lograr más ventas. Mediante esta estrategia, no solo se da visibilidad a los productos: también se muestra una filosofía comercial o un estilo de vida.

Tampoco hay que perder de vista que el escaparate es la tarjeta de presentación del negocio y que, al igual que ocurre cuando nos presentan a alguien, el transeúnte tarda muy poco en formarse una opinión acerca del establecimiento: apenas unos segundos. De ahí la importancia de que la apariencia sea impecable. Recuerda: no hay una segunda oportunidad para una primera impresión. Y esta suele ser la que permanece.

De todos modos, la importancia del escaparatismo va más allá, debido en parte, y de forma paradójica, a la consolidación de las nuevas tecnologías o TIC (sí, has leído bien). Gracias a la proliferación de tiendas online, cada vez son más los consumidores que acuden a las tiendas físicas para examinar productos de su interés antes de adquirirlos por Internet, lo que se conoce como showrooming. Este fenómeno convive con otro que es totalmente opuesto, el webrooming, que consiste en adquirir en una tienda tradicional artículos que se han visto previamente online.

Todo esto explica hasta qué punto es importante tener un buen conocimiento del producto y de las necesidades del target o buyer persona e la empresa, y hasta qué punto hay que cuidar los aspectos escenográficos del aparador. En las líneas que siguen, te brindamos algunos consejos de escaparatismo que harán que tu negocio despegue. ¡Presta atención!

Los trucos para un buen escaparatismo

Evidentemente, no existen fórmulas que garanticen el éxito al 100%. De hecho, este también estará estrechamente ligado a la ubicación del negocio —evidentemente, las probabilidades de atraer más clientes son mayores si se encuentra en una calle muy concurrida—, el tipo de producto que se ofrece, el pricing, etc. No obstante, una buena puesta de escena puede ayudar, y mucho. Descubre cómo conseguirla.

  1. Sé original. Un estudio reciente de Seriosusly Social señala que el 80% de los marketers considera que la originalidad es el factor más importante a la hora de diseñar y lanzar una campaña efectiva. Algo que también ocurre con el escaparate. Así que rompe con todo y atrévete a ofrecer algo arriesgado, con lo que ganarás en visibilidad y difusión. Una manera de lograrlo es colocar objetos inesperados o vintage para acompañar a aquellos que estén a la venta. ¡Te aseguramos que esta estrategia funciona a las mil maravillas!

 

  1. Huye de los escaparates demasiado recargados. Cuidado con el horror vacui: los espacios abigarrados no ayudan a vender. La misión de un aparador no es mostrar toda la oferta comercial de la tienda, ya que esto puede tener un efecto contraproducente: abrumar al peatón e invitarle a pasar de largo, ya que es difícil que algo llame su atención en mitad del maremágnum de artículos. ¿La regla de oro? Colocar en el display pocos artículos, pero elegidos a conciencia.

 

  1. Céntrate en lo que el consumidor busca. Tú conoces mejor que nadie a tu público objetivo. Y aunque es tentador dar protagonismo a los productos más caros, hay que pensar en cuáles pueden tener más salida comercial. Como bien sabes, las demandas de los consumidores son cada vez más cambiantes. Interactúa con ellos siempre que puedas y crear y mantener una comunidad de seguidores en redes sociales para conocer sus gustos y sus preferencias.

 

  1. Agrupa los productos por conceptos. En el retail, es indispensable ser ordenado/a. A la hora de distribuir tus artículos en el aparador, agrúpalos siguiendo un criterio: función, color, tamaño, forma… De este modo, los transeúntes podrán focalizar su atención en aquello que más les interesa.

 

  1. Presta atención a la línea visual: coloca los objetos estratégicamente. A la hora de distribuir los artículos en el escaparate, hay que tener muy presente la línea visual: no olvides que aquellos que están colocados a la altura de los ojos adquieren un mayor protagonismo. Del mismo modo, puedes situar a la altura de las manos aquellos productos que para ti tengan una importancia comercial secundaria. A su vez, aquellos que adquieran una función meramente decorativa pueden ponerse a la altura de los pies. En la medida de lo posible, no pongas demasiadas cosas más arriba de la cabeza de los transeúntes, ya que casi nadie tiende a dirigir la vista hacia arriba cuando mira un aparador. En cuanto a las novedades, es aconsajable que estén en primera fila.

 

  1. Aprovecha la psicología del color. Si tienes un pequeño negocio, seguro que estás familiarizado/a con el poder de los colores sobre la psicología del comprador, y cómo estos pueden ayudar a predisponerlo para la venta. Descubre en este artículo sobre las propiedades de los colores cómo puede ayudarte jugar con diferentes tonalidades. Todo ello sin olvidar que una buena combinación cromática puede hacer que tu escaparate sea mucho más llamativo. No olvides que las combinaciones de rojo blanco y negro son las que mejor funcionan. Además, el ojo humano tiende a fijarse más en agrupaciones de colores similares o en aquellas formadas por colores complementarios (por ejemplo, rojo y verde o azul y naranja). ¡Haz la prueba!

 

  1. Renovarse o morir. Una de las claves del éxito del principal grupo de empresas textiles en España fue un sistema que le permitió cambiar sus colecciones de ropa cada 15 días, mientras que los competidores podían tardar hasta seis meses. De ahí que la importancia de renovar tu escaparate a menudo, sin esperar al fin de la temporada. Solo así podrás captar la atención de quienes pasan cada día por delante de tu establecimiento. Asimismo, si lanzas alguna promoción, es importante que dure poco tiempo para urgir a la compra. Sin duda, este es uno de los consejos de escaparatismo más efectivos.

 

  1. Ayúdate del storytelling. Deja volar tu imaginación, y deja que sea el cliente potencial quien la complete. Por ejemplo, puedes colocar diversos productos de manera que expliquen un proceso, y dejar un espacio vacío con un call-to-action o llamada a la acción dirigida al consumidor, animándole a entrar en la tienda para encontrar el objeto faltante. Diversos estudios demuestran que la presencia de un hilo argumental contribuye a transmitir un mensaje de forma efectiva.

 

  1. Refuerza la visibilidad del escaparate con rótulos de LED. Los carteles luminosos son providenciales para captar la atención de los peatones. Además, este recurso va más allá de la cartelería convencional, ya que, además del nombre de la tienda, también se pueden aprovechar para ofrecer información sobre descuentos, promociones, ofertas, eventos, información de interés… Todo ello sin olvidar que darán una imagen mucho más moderna a tu negocio. Para garantizar su máxima durabilidad, los de Visual Led están preparados para resistir a los agentes atmosféricos. ¿A qué esperas para descubrir las ventajas de los letreros luminosos?

 

  1. Instala pantallas de LED en el interior del escaparate. Además de cuidar la iluminación, también es conveniente que los monitores ubicados en el escaparate ofrezcan el brillo y la resolución adecuada, brindando una calidad de imagen óptima incluso cuando incide directamente la luz del sol. Solo las pantallas LED de interior te garantizan un resultado óptimo, algo que los televisores domésticos no pueden proporcionarte. Por otro lado, este es un recurso ideal para dar visibilidad a los productos más pequeños, o para mostrar situaciones en las que los artículos a la venta pueden ser de utilidad. Incluso, pueden servir para mostrar su funcionamiento. Además, no hay que pasar por alto que las imágenes en movimiento atraen más la atención que las que son estáticas. Compruébalo con las pantallas LED para tiendas y escaparates.

Hasta aquí nuestros consejos de escaparatismo. En cualquier caso, si tienes un pequeño negocio, es posible que conozcas otros tantos para sorprender a los consumidores. En ese caso, no dudes en mandarnos tus sugerencias. ¡Estaremos encantados de leerte! Y si tienes dudas acerca de este post o sobre el funcionamiento de las pantallas LED, puedes contactar con nosotros sin compromiso. Nuestro equipo te orientará y te dará las claves necesarias para impulsar tu negocio. ¡Te esperamos!